Basho

Si hay que empezar por alguien, ha de ser por Matsuo Basho (1644-1694). Durante el siglo XVII y partiendo de la poesía haikai, Basho desarrolló la forma que hoy en día conocemos como haiku. Le dio elegancia, profundidad e hizo que ganase el reconocimiento general. Basho incluyó en sus poemas escenas de la vida cotidiana y acontecimientos aparentemente banales, ausentes de la poesía que hasta entonces se había escrito, solo que con tal sensibilidad, que de repente muchos comprendieron que la belleza puede encontrarse en cualquier parte. Solo es necesario mirar adecuadamente.

En la blanca amapola
la mariposa deja un ala quebrada
como recuerdo.

***

Toma un crisantemo blanco
y sostenlo ante ti.
Inmaculado.

***

Luna clara.
Acompaño a un muchacho
asustado por un zorro.

                                                               Basho.